La coma, sus funciones y reglas


¿Qué es la coma?

La coma (,) es un signo de puntuación que indica una pausa dentro de la lectura en una oración, gracias a esa pausa, el texto puede tomar un rumbo diferente.

Dentro del sistema de la puntuación, «la coma» es el signo de puntuación más dinámico que puede provocar diversos significados. Si clasificamos la coma en el aspecto gramatical y desde la perspectiva de la lingüística computacional, su objetivo se exponen a algunas consideraciones teóricas sobre este signo de puntuación y se establecen las siguientes funciones de la coma.

Funciones de la coma

Considerando la importancia y trascendencia de la coma dentro de cualquier tipo de texto, podemos indicar las siguientes funciones:

  1. Función indicadora: señala enumeraciones y elipsis;
  2. Función delimitadora: enmarca construcciones incidentales (alteraciones en el orden regular, aposiciones, subordinadas relativas explicativas, etcétera), y
  3. Función desambiguadora: evita confusiones en construcciones que pueden llegar a presentar más de un significado, como por ejemplo:

(1) No debes hacerlo.
(2) No, debes hacerlo.

Como se observa, en el primer caso señala que debe hacer algo; mientras que en el segundo caso señala lo contrario, determinando claramente la importancia de la coma Más ejemplos a continuación.

La riqueza de la coma

Reglas de la coma

Podemos mencionar 5 reglas generales de la coma, reglas determinados por Sandro Cohen como las más ususales al momento de escribir en los diversos tipos de textos.

Parentética

La coma parentética se utliza para subordinar -sintácticamente hablando- ideas que complementen a la oración principal. Ejemplo:

  • El niño, de 4 años, salió a jugar al parque. Si dejamos:
  • «El niño salió a jugar al parque» La idea queda clara.

Explicativa

Se usa en las oracicones subordinadas en las que la idea que va entre comas es necesaria para adicionar una información importante. No obstante, la información fuera de las comas sigue siendo comprendible. Ejemplo:

  • Los estudiantes, excepto los que reprobaron, irán al viaje del fin del curso.
  • «Los estudiantes irán al viaje de fin de curso.»

Esto es perfectamente entendible , pero es necesario explicar o especificar en el caso del ejemplo, quiénes no podrán asistir.

Adversativa

A esta coma se llama así a las oraciones que contraponen dos ideas. Para ello, es fácil identificar las palabras, pero, aunque, mas -sin acento-. La coma se escribirá antes que estos términos. Ejemplos:

  • Quiero caminar, pero tengo frío.
  • Mañana iré a hacer ejercicio, aunque esté lloviendo.
  • Leeré hasta tarde, mas no me pienso desvelar.

Vocativa

Estas comas son las más importantes de aplicar. Se identifican por la acción de llamar o dirigirse a o con alguien. Ejemplos:

  • ¡Hola, Raúl!
  • Carmen, necesito que vengas.
  • Bienvenido, Saúl.

Sustitución del verbo

Para este tipo de comas, Sandro Cohen también alude a la figura literaria de elipsis (de suprimir). Se trata de «sustituir» la coma por un verbo ya mencionado dentro de una oración. Ejemplo:

  • A Juan le gusta las matemáticas, a María no. (La coma sustituyó al verbo «gustar».

Infografía sobre reglas de la coma

(1 visitas hoy)

«Revise otros Recursos Educativos»