La Historia y las Ciencias Sociales | Fernand Braudel


La historia se encuentra, hoy, ante responsabilidades temibles pero al mismo tiempo exaltantes. Sin duda, porque siempre ha dependido, en su ser y en sus transformaciones, de condiciones sociales concretas. «La historia es hija de su tiempo.» Su preocupación es, pues, la misma que pesa sobre nuestros corazones y nuestros espíritus. Y si sus métodos, sus programas, sus respuestas ayer más rigurosas y más seguras, y sus conceptos fallan todos a la vez, es bajo el peso de nuestras reflexio-nes, de nuestro trabajo, y, más aún, de nuestras experiencias vividas.

Ahora bien, éstas, en el curso de los últimos cuarenta años, han sido particularmente crueles para todos los hombres; nos han lanzado con violencia hacia lo más profundo de nosotros mismos y, allende, hacia el destino del conjunto de los hombres, es decir, hacia los problemas cruciales de la historia. Ocasión ésta parapiadarnos, sufrir, pensar, volver a poner todo forzosamente, en tela de juicio. Además, ¿por qué habría de escapar el arte frágil de escribir historía a la crisis general de nuestra época? Abandonamos un mundo —¿ cabe decir el mundo del primer siglo xx?— sin haber tenido siempre tiempo de conocer y hasta de apreciar sus ventajas y su errores, sus certidumbres y sus sueños. Le dejamos, o mejor dicho, se evade inexorablemente ante nuestros ojos. Revise el libro completo en este enlace externo: https://ggle.io/4gSn

Te puede interesar :

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.