Don Quijote de la Mancha, cuento para niños


don quijote de la mancha cuento para niños
Don Quijote de la Mancha

Navegando por la web, observamos este vídeo interesante sobre Don Quijote de la Mancha, un cuentro para niños, muy breve y sencillo, el cual merece ser compartido para que lo vean los niños y conozcan a Don Quijote de la Mancha, personajes ilustres de la literatura española y universal.

En un lugar de la Mancha cuyo nombre no quiero acordarme, vivía Alonzo Quijano, más conocido como Don Quijote, un caballero de lanza y caballo, delgado y madrugador. A Don Quijote le gustaba tanto los libros que podía pasar horas y horas leyendo, sus historias preferidas eran las aventuras de los grandes caballeros de la España antigua. Leyendo estas novelas de increíbles gestas y luchas, Don Quijote empezó ya a confundir la realidad con la fantasía, deseando imitar a sus grandes protagonistas para convertirse en un gran caballero andante.

Empezó a decir, «el mundo necesita valientes como yo«, que luchen por la justicia y contra la maldad. ¡A partir de ahora la historia me recordará como Don Quijote de la Mancha!. Don Quijote preparó todo lo necesario para ser un caballero como los que aparecían en sus libros: subió al desván y encontró una armadura, recuperó una vieja lanza y también un escudo abollado que tuvo que arreglarlo.

Se acordó de algo y dijo: ¡Se me olvidaba!, también necesito un caballo, fue, buscó y encontró a Rocinante, un viejo y delgado corcel. En ese momento pasaba su vecino Sancho, un campesino rechoncho y bonachón, en ese momento se acordó que un caballero necesita un compañero de andanzas y le dijo: Querido Sancho, todo caballero necesita un fiel escudero y compañero de aventuras. No puedo prometerte el cielo, pero si conseguimos fortuna y gloria, te concederé el privilegio de ser el gobernador de una isla. Sancho que era un poco ingenuo, le creyó la propuesta.

Formada la curiosa pareja, salieron del pueblo en busca de aventuras frenta a la burla de la población y que no podían detener a esos locos. Ya en la llanura de la Mancha, Don Quijote y Sancho vieron unos molinos. Don Quijote le dijo: Amigo Sancho ¿Ves aquellos enormes gigantes? Con ellos me enfrentaré hasta darles muerte

(1 visitas hoy)

«Revise otros Recursos Educativos»

Realice sus comentarios AQUI